Investigación de mercado de carne cultivada (carne a base de células)

Investigación de mercado de carne cultivada (carne a base de células)

La producción de carne ha estado en el punto de mira por sus cuestiones éticas y su impacto medioambiental durante años. Se dedican acres de tierra a la cría de ganado vacuno y ganadero, lo que puede afectar la producción agrícola y la fertilidad de la tierra.

En consecuencia, el mercado introdujo la carne cultivada o a base de células para crear cambios e introducir nuevas mejoras en la industria cárnica. Sin embargo, el mercado de carne cultivada recibió una reacción mixta por parte de los productores y consumidores de carne.

Aunque tuvo un comienzo difícil, se espera que este mercado crezca en los próximos años a medida que gane más interés con la promesa de producir carne y otras proteínas con recursos mínimos necesarios y menores posibilidades de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos.

¿Qué es la carne cultivada?

La carne cultivada, también conocida como carne a base de células, se produce cultivando directamente células animales para producir carne animal real y otras proteínas. Las células utilizadas proceden de células madre animales, que luego se organizan de forma similar al tejido del animal.

Esta disposición permite que la carne cultivada conserve la textura, el sabor y el valor nutricional de una proteína animal normal. Empresas y laboratorios recrean con éxito proteínas de diferentes animales, garantizando una selección más amplia para el consumo público.

Beneficios de la investigación de mercado de carne cultivada

El mercado de carne cultivada cae dentro del área gris de la industria alimentaria, ya que la proteína cultivada en laboratorio es muy inusual. Aquí es donde entra en juego la investigación de mercado de carne cultivada para proporcionar datos e información perspicaces para que los inversores determinen la viabilidad del mercado.

Básicamente, beneficia a estos emprendedores ayudándolos a comprender cómo funciona el Mercado de Carnes Cultivadas y cómo puede adaptarse en cada lugar, teniendo en cuenta los consumidores, el medio ambiente y las políticas impuestas. Para explicarlo mejor, aquí hay un desglose de los beneficios que tiene una investigación de mercado de carne cultivada:

  • Descubra si existe demanda en la zona: la proteína cultivada en laboratorio se considera tabú en muchos países. Tener una investigación dedicada para establecer si las personas están entusiasmadas o en contra de la carne cultivada puede ayudar a los inversores a determinar si existe una demanda real.
  • Políticas gubernamentales que pueden intervenir o no con la introducción del Mercado de Carne Cultivada: la investigación del Mercado de Carne Cultivada permite a los inversores tener una idea de las políticas gubernamentales que pueden restringir o prohibir la producción y venta de carne a base de células dentro de sus respectivos territorios.
  • Comprensión profunda de la carne cultivada y su mercado: los inversores pueden mostrarse reacios a ingresar al mercado de la carne cultivada porque es un segmento de nicho poco común de la industria alimentaria. La investigación ayudará a explicar y aclarar la información que los inversores podrían querer saber.
  • Determinar las estrategias de marketing adecuadas: la investigación es fundamental para guiar a los empresarios a la hora de dirigirse a su audiencia y dar pasos eficaces para llegar a ellos y, al mismo tiempo, mitigar cualquier posible error.
  • Verifique la competencia en el mercado: la investigación ayuda a determinar la posición de cada competidor en el mercado, lo que permite a los inversores posicionarse mejor.

Tendencias y oportunidades en el mercado de carne cultivada

El panorama de la industria alimentaria sigue cambiando con la introducción de nuevos productos, tecnología y metodología. Influye en el ascenso y caída de los actores clave, por lo que es esencial que las empresas se mantengan al tanto de cualquier desarrollo y cambio en el mercado.

  • Se prevé que el mercado de carne cultivada crezca a medida que las empresas y los laboratorios esperen producir comercialmente en masa proteínas a base de células.
  • Singapur fue el primer país en aprobar la carne cultivada para la venta comercial, accesible al público para su compra. El primer restaurante que sirvió carne cultivada, el restaurante 1880, también se encuentra en Singapur. Se espera que otros restaurantes sigan el ejemplo con la integración de proteínas de origen celular en su menú.
  • La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó y aprobó la carne cultivada para consumo humano, explicando que se elabora de forma segura en un entorno controlado. Se decía que el cultivo de proteínas cultivadas en laboratorio era similar a la elaboración de cerveza.
  • Generalmente, las proteínas cultivadas en laboratorio son más saludables y seguras. Al estar formado por células madre, no tiene órganos internos. Esto significa que la Carne Cultivada previene cualquier contaminación cruzada, que a veces ocurre cuando se corta la carne. No se inyectan agentes de engorde ni hormonas de crecimiento, que son prácticas habituales en algunas explotaciones ganaderas y ganaderas.
  • Ahora que la FDA ha dado luz verde a la carne cultivada para el consumo humano, las empresas están más interesadas en producir mejor, lo que abre nuevas oportunidades profesionales para científicos y contribuyentes talentosos. Curiosamente, también puede impulsar la demanda de que los científicos y chefs de alimentos encuentren formas de imitar el sabor, la textura y el aroma de la proteína animal real.
  • El Mercado de Carnes Cultivadas pretende abarcar la mayor cantidad posible de proteínas animales, incluidos los mariscos. También pretende atender a la población que no consume carne.
  • La carne cultivada requiere menos energía y recursos para producirse. En consecuencia, también significa que emite menos gases de efecto invernadero en comparación con la carne tradicional, lo que la convierte en una forma más sostenible de recolectar proteína animal.

Desafíos del mercado de carnes cultivadas

A pesar de todas las oportunidades presentes en el mercado, existen algunos desafíos. La mayoría de los problemas suelen estar relacionados con la carne misma, lo que plantea dudas sobre su autenticidad como carne animal, su producción y las consecuencias de su disponibilidad para el público.

Por lo tanto, se espera que el mercado enfrente los siguientes desafíos:

  • Precios no competitivos: La carne cultivada requiere científicos y herramientas especializadas para producirla, lo que significa mayores costos de fabricación. Pero se han presentado propuestas para reducir el costo de la carne a base de células. Una es reducir el factor de crecimiento y las proteínas recombinantes reemplazándolos con alternativas de origen vegetal y hongos.
  • Producción Lenta: A diferencia de la ganadería tradicional, la producción de Carne Cultivada incluye bioprocesos que requieren habilidades técnicas para completar la proteína animal. Este proceso hace que la producción de carne sea tediosa y no esté disponible para la producción en masa. Algunos científicos e inversores se unen para realizar estudios y experimentos para aumentar la capacidad de producción manteniendo la calidad de la Carne Cultivada.
  • Obtención de materia prima para cada proteína animal: Ninguna carne animal sabe igual, por lo que el desafío es encontrar las materias primas adecuadas para incorporar a cada célula madre.
  • La crítica a la Carne Cultivada: Existen muchas opiniones sobre la existencia de la carne a base de células y su papel como sustituto o alternativa a la proteína animal. Algunos expresan una fuerte oposición a ello, alegando diferentes razones, desde que es antinatural y contrario a la naturaleza hasta la ética cuestionable del uso de células madre para crear proteínas.