Investigación de mercado en Yibuti

Investigación de mercado en Yibuti

Djibouti es uno de los países más estratégicos de África. Este pequeño país en el cuerno de África tiene el nombre oficial de República de Djibouti. Djibouti se encuentra en la costa noreste de África hasta el Mar Rojo. Es famoso por sus paisajes únicos y su diversa vida silvestre. Las tradiciones y culturas de Yibuti también están llenas de diversidad. No sólo en el lenguaje sino en los colores y las creencias supersticiosas.

Este país alberga a casi un millón de personas según cifras recientes. La capital es la ciudad de Djibouti y el francés y el árabe son los idiomas más comunes. Hay dos tribus principales en Djibouti: los somalíes y los afar. Los musulmanes constituyen el 94 por ciento de la población y el Islam es la religión principal.

Djibouti ocupa una superficie de poco más de catorce mil millas cuadradas. Es un poco más grande que Eslovenia pero un poco más pequeña que Nueva Jersey en los Estados Unidos. Yibuti tiene uno de los océanos más salados del mundo.

Barrios

Los países vecinos de Djibouti incluyen Somalia, Etiopía, Eritrea y Yemen. Todos estos países tienen frontera con Djibouti.

El país tiene interés geográfico porque controla importantes vías fluviales como el Mar Rojo y el Canal de Suez. Estas aguas son dos de las rutas marítimas más importantes.

Zona de libre comercio internacional de Djibouti

DIFTZ (Zona de Libre Comercio Internacional de Djibouti) es un modelo de cooperación entre China y África. Con el apoyo del gobierno de Djibouti, China y el grupo portuario han unido fuerzas y están colaborando para construir este fantástico proyecto africano. Están transformando la Avenida General Gallieni, ubicación del puerto principal. Ya es una de las zonas más atractivas para las empresas. Puede atraer mucho comercio internacional.

Beneficios y fortalezas en el mercado de Yibuti: ¿Por qué hacer crecer su negocio allí?

Como hemos visto antes, Djibouti se encuentra en una posición bastante estratégica. Esta ubicación en sí misma es la fortaleza del condado. Esta ubicación está en el estrecho de Bab-el-Mandeb, donde termina el Océano Índico y comienza el Mar Rojo. Los dos cuerpos de agua están a unas 15 millas de distancia el uno del otro. Esta ubicación hace de Djibouti un país afortunado.

El beneficio de la posición del país es que es un terreno para el comercio regional. Este comercio fomenta las divisas y aumenta la tasa de exportación del país.

El puesto es fundamental a la hora de decidir en qué país le gustaría que creciera su negocio. Los barcos procedentes de China, India o cualquier lugar de Asia con destino a Europa o viceversa suelen cruzar el estrecho.

La región es una de las mayores en producción de petróleo. Cuando pasan cargamentos y barcos, la demanda de recursos es alta, por lo que se detienen en Yibuti. Esta conexión significa que las oportunidades comerciales y turísticas son abundantes.

Etiopía no tiene salida al mar, pero tiene una de las poblaciones más grandes de África. Djibouti es el puerto de Etiopía desde 1999. Por ello, el puerto de Djibouti es crucial y siempre activo. El puerto es una de las principales ventajas de Djibouti.

Hacer negocios en Yibuti es un hermoso paso de inversión. Aunque la tasa impositiva es del 10 por ciento, las ganancias pueden más que duplicarla. Al estar en la ubicación perfecta, todo lo que necesitas es estar al día con las demandas de la gente. Es fácil que un negocio despegue, aunque no hay garantía ya que todo conlleva la posibilidad de riesgo. Es una excelente elección de país para invertir.

Acerca de la investigación de mercado en Yibuti

¿Está interesado en tener un negocio en Yibuti? Este artículo tiene todo lo que hay que saber sobre este país único. SIS International Research organiza Focus Groups en los mercados de África. También realizamos Investigación Cualitativa, Cuantitativa y Estratégica. Esta investigación le ayudará en sus consultas comerciales y le ayudará a decidir su próximo paso. Esperamos que considere hacer negocios e invertir en Djibouti. ¡No te arrepentirás!